Berenjenas rellenas de queso de cabra y aceitunas

Dentro de poco empezaremos con la campaña de Navidad, en la que publicaremos muchas recetas y manualidades sobre la temática navideña. Mientras tanto, nos vamos a preparar para su llegada comiendo sano y ligero. Hoy vamos a preparar una receta muy sencilla para toda la familia, un plato delicioso que consiste en berenjenas rellenas de queso de cabra con aceitunas.

Los ingredientes

  • Un par de berenjenas con una forma cilíndrica, para que las rodajas salgan más o menos similares.
  • Ajo
  • Queso de cabra en rulo (se puede sustituir por nuestro queso favorito si deseamos otro)
  • Queso de untar tipo Philadelphia
  • Nuestras especias favoritas, albahaca, perejil, tomillo, orégano…
  • Vino dulce
  • Aceitunas negras (o verdes)
  • Harina, huevo y pan rallado para empanar

La preparación

A pesar de ser una receta que contiene bastantes ingredientes, la preparación es sencilla. En primer lugar lo que tenemos que hacer es cortar las rodajas de las berenjenas, y emparejarlas de dos en dos, para que coincidan. Las cortaremos y reservaremos en esas parejas.

A continuación, en una sartén añadiremos el queso de cabra, unos 100 gramos de queso de untar, pan rallado, ajo en polvo o picadito muy fino, un poco de vino dulce, nuestras especias y una pizca de sal; durante unos minutos mientras vamos removiendo para evitar que se pegue y se mezclen los ingredientes. Añadimos unas aceitunas negras o verdes picadas a  mano.

Ahora, cogemos las parejas de rodajas de berenjenas y vamos rellenando con ayuda de una cuchara. Ponemos una rodaja, luego el relleno, y volvemos a cerrar con la otra rodaja. Apretamos un poquito para que se queden pegadas, pero sin que se salga el relleno por los bordes. El truco está en añadir el relleno en la parte del centro, sin que llegue a los bordes, para que luego al apretar no se salga. Hacemos lo mismo con el resto y reservamos.

Vamos a empanar nuestras rodajas, para ello, primero las pasamos por harina, luego por huevo, y finalmente por el pan rallado. Repetimos este proceso con todas, y las freímos en una sartén con abundante aceite de oliva cuando el aceite esté muy caliente. Como el relleno no necesita más cocinarse, retiraremos de la sartén en cuanto el empanado esté dorado y crujiente, con ayuda de una espumadera y así evitamos traernos el sobrante de aceite.

Colocaremos las berenjenas recién fritas en un plato con papel de cocina absorbente, para retirar el sobrante de aceite. Servir inmediatamente mientras están calientes.

Recordar que el relleno de queso, lo podéis hacer con vuestro queso favorito. Hemos usado un rulo de cabra, porque al mezclar con el queso de untar, se suaviza muchísimo y queda muy cremoso. Si vais a usar otro queso diferente, por ejemplo un queso curado o viejo, lo mejor es que uséis un rallador de queso para que pueda integrarse mejor con el resto de ingredientes en pequeñas escamas, que en cortes o pedacitos.

 

 

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...