tarta_cafe_nueces

Alemania también es un país con una gran tradicción en repostería. En este país, suele disfrutarse más de postres y chocolates con sabores más intensos. También podemos encontrar una gran variedad de chocolates con licores por ejemplo. Sin embargo, hoy queremos compartir la receta de la tarta alemana de café con nueces, toda una delicia que podrás compartir y disfrutar en familia o con amigos.

Ingredientes para la tarta alemana de café con nueces

  • 3 cucharaditas de café expresso soluble
  • 75 gramos de nueces
  • 4 huevos
  • 200 gramos de azúcar moreno
  • 200 ml de aceite de girasol
  • 200 gramos de harina de trigo
  • 2 cucharaditas de levadura en polvo
  • Sal yodada
  • 300 gramos de queso fresco para untar
  • 125 gramos de azúcar glass fino
  • 12 nueces peladas para decorar
  • 150 ml de café intenso o fuerte

Receta paso a paso para elaborar la tarta alemana de café y nueces

En primer lugar, vamos a preparar 150 ml de café intenso con el café soluble y dejamos enfriar. Picaremos las nueces en trocitos grandes. Después, separaremos las yemas y las claras de los huevos y reservaremos.

Mezclaremos brevemente las yemas, el azúcar moreno, el aceite y 100 ml de café. Tamizamos la harina, la levadura en polvo y una pizca de sal. Añadimos a la mezcla anterior de las yemas y mezclamos brevemente. Montamos las claras de los huevos al punto de nieve con una pizca de sal. Dividimos en tres porciones y las vamos mezclando una a una con la masa anterior. Al añadir la última porción, introducimos también las nueces picadas y mezclamos.

A continuación, cubrimos la base de un molde desmoldante con papel para hornear y engrasamos el resto del molde con mantequilla para evitar que se nos pegue el bizcocho. Después, vertemos la masa sobre el molde. Horneamos en un horno precalentado a unos 180º durante unos 40 minutos o hasta que el bizcocho esté bien hecho. Una vez bien hecho, apagamos el horno y dejamos reposar durante unos 5 o 10 minutos y después dejar enfriar en una rejilla. Una vez frío, retiramos el molde con cuidado y el papel para hornear. Dejamos enfriar por completo y cortamos la tarta por la mitad en horizontal, quedándonos una parte superior y otra inferior.

Mezclamos el queso fresco con 2 o 3 cucharadas de café y removemos con la ayuda de una espátula. Añadimos 25 gramos de azúcar glass tamizado y mezclamos. Extendemos la mezcla  en la parte superior de la mitad inferior de la tarta y después colocamos la mitad superior de la tarta encima, quedando una especie de sandwich con la crema en medio.

En un bol, tamizaremos le resto del azúcar glass y el resto del café, unas 2-3 cucharaditas, hasta obtener un glaseado espeso. Finalmente cubrimos la parte superior de la tarta con esta mezcla, y añadimos las 12 nueces para decorar.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...